第10回 DELE


Los exámenes oficiales de español se llaman DELE. Los realiza el Instituto Cervantes unas 2 veces al año. El pasado fin de semana y el anterior se realizaron estos exámenes y yo estuve trabajando como examinadora.

En DELE hay 6 niveles: A1, A2, B1, B2, C1, C2. A1 es el nivel más fácil y C2 es el nivel más difícil. Los exámenes de DELE tienen varias partes. La primera parte es de comprensión lectora. Hay que leer unos textos y responder unas preguntas. La segunda parte es de comprensión auditiva. Hay que escuchar un CD y también responder unas preguntas. La tercera parte es de expresión escrita. Hay que escribir varios textos. La última parte del examen es oral. Hay que hacer una entrevista con un examinador de DELE, conversando.

Los estudiantes están muy nerviosos pensando en el examen oral, quizá porque para ellos es la parte más difícil. Los examinadores intentamos que los estudiantes se relajen. Por eso les preguntamos algo divertido antes de empezar el examen.

A mí me encanta trabajar como examinadora de DELE. Es muy interesante entrevistar a los estudiantes. A veces ellos me explican por qué estudian español, o me cuentan sus viajes por los países hispanohablantes. Siempre me parece muy interesante la historia personal de cada estudiante. Muchas veces me apetece seguir hablando con ellos, fuera del examen, pero no está permitido. ¡Qué pena!

Algunos estudiantes vivieron un tiempo en otros países, por ejemplo en México, España, Argentina, Chile… Muchos dicen que fue un tiempo maravilloso y guardan muy buenos recuerdos. Otros también me explican algunos pequeños problemas o accidentes que tuvieron en otros países, a veces cosas muy divertidas. Los estudiantes se ríen mucho explicando esas cosas.

A mí me gusta verles reír. Me encanta escucharles hablar con tanta pasión sobre sus días en España o en otros países. Entonces me doy cuenta de la gran fuerza que tiene el idioma español para unir a las personas.

こんな記事も読まれています