第40回 ¡Feliz Tanabata!


Los dos jóvenes estaban juntos todo el tiempo, todos los días, desde la mañana hasta la noche. No hacían nada más y empezaron a descuidar su trabajo. Las vacas tenían hambre y empezaron a enfermar. La ropa de los dioses empezó a romperse. Tentei pidió a los jóvenes que empezaran a trabajar. Pero los enamorados no le hicieron caso. Por eso las vacas se murieron y los dioses se quedaron sin ropa para vestirse.

Tentei se enfadó mucho por la irresponsabilidad de Orihime y Hikoboshi. Así que decidió separarlos y colocar a cada uno a un lado del río Amanogawa. Así no podían pasar más tiempo juntos y volvieron a trabajar.

Orihime y Hikoboshi estaban muy tristes por su separación pero reconocieron su error y volvieron a tomar sus responsabilidades.

Orihime empezó a tejer más telas para los dioses pero lloraba día y noche por no poder estar con Hikoboshi. Tentei se sintió muy triste al ver a su hija llorar todo el tiempo. Así que les dijo: “Si ambos trabajáis con diligencia os permitiré encontraros una vez al año”.

Ambos trabajaron arduamente y se cumplió su deseo. Tentei hizo que unos pájaros formaran un puente sobre el río Amanogawa. Así los jóvenes lo podían cruzar y encontrarse.

Orihime y Hikoboshi nunca olvidaron la lección: Nunca debemos abandonar completamente nuestras responsabilidades. Debemos equilibrar nuestro tiempo.

こんな記事も読まれています