第46回 Los bichos


En España, por lo general, las mujeres tienen miedo o asco de los insectos. También algunos hombres, claro. Es muy común que las mujeres griten al encontrar un bicho en casa. Si es una cucaracha, todo el mundo va a gritar, claro. Pero si es una araña u otro bicho, los hombres suelen decir a las mujeres que somos exageradas. Se ríen de nosotras. ¿También es así en Japón?

A mí no me gustaban nada los bichos. Incluso las mariposas me daban repelús, pensando en que son gusanos con alas. Pero poco a poco mi sentimiento está cambiando. Estoy muy sorprendida… No sé si es por la edad… ¿me hago mayor y por eso pierdo el miedo a los bichos? Ja, ja, ja…

El año pasado, por primera vez en mi vida, pude ver las luciérnagas. Me emocioné tanto que cuando tuve una en mi mano no me dio asco ni miedo. Me sentí inmensamente feliz por poder sostenerla en mi mano.

Poco después me aficioné a practicar senderismo. Por supuesto, cuando andas por la montaña, encuentras montones de bichos. Hormigas, arañas, escarabajos, libélulas, abejas… Pero, no sé cómo, ya no me dan miedo. Por supuesto, no quiero tocarlos, pero ya no me parecen una amenaza ni algo asqueroso. Ahora puedo sentarme en un tronco donde hay hormigas o puedo ver una araña cerca de mi bota y quedarme tan tranquila.

El fin de semana pasado fui a practicar senderismo a una montaña llamada Yamakita, en Kanagawa. En un tramo del camino habían plantas muy altas y encontré muchos bichos. Cuando caminaba, los bichos saltaban delante de mí, se apartaban. Mariposas, saltamontes, orugas, mariquitas… Eso fue una de las cosas más bonitas de esa excursión. Me hizo sentir muy feliz ver volar a las mariposas y encontrar otros bichitos mientras caminaba. Era gracioso verlos saltar. Nunca pensé que ver bichos me haría sentir feliz, ja, ja, ja…

Bueno, todavía no quiero tocarlos, pero creo que he dado un gran paso. Antes me aterrorizaban los bichos y ahora me gusta verlos. Mi insecto favorito es la luciérnaga. ¿Y el vuestro?

こんな記事も読まれています