第68回 Mi primer kimono


Hace un año, más o menos, empecé a practicar la ceremonia del té. Aunque todavía soy muy torpe, lo paso muy bien practicando. Voy a la clase de la ceremonia del té una vez al mes.

Mi profesora es muy simpática y divertida. Enseña con mucha paciencia y amor. Ella siempre tiene una sonrisa en la cara. Es muy agradable estar con ella. Me siento muy relajada aprendiendo con ella. Por eso, para mí, la ceremonia del té es como una terapia para eliminar el estrés.

Mi profesora también estudia español. Le enseño las palabras relacionadas con la ceremonia del té. A veces es muy difícil porque muchas expresiones o nombres de utensilios no existen en español. Pero siempre disfrutamos mucho la clase.

Ella también es profesora para enseñar a ponerse kimono. Yo también aprendo a ponerme el kimono. Pero todavía necesito ayuda, no puedo vestirme sola. Mi profesora tiene muchos kimonos de segunda mano que nos presta para que practiquemos y aprendamos a vestirnos solas.

Los kimonos tienen diferentes tallas. Por eso no todos los kimonos me quedan bien. Yo soy bajita y no soy muy delgada. Necesito un kimono un poco corto y un poco ancho. Mi profesora tiene varios kimonos de mi talla. Todos son muy bonitos. Pero hay uno que es mi preferido. Es de color turquesa, mi color favorito. Tiene un estampado muy caprichoso. El estampado son plumas y pétalos de sakura, diminutos. Es un estampado poco corriente. Estoy totalmente enamorada de ese kimono.

Hace unos días tuve la primera clase de la ceremonia del té de este año. Ese día, mi profesora me dio un regalo. Cuando lo ví no podía creerlo. Era mi kimono favorito, el kimono turquesa con estampado de plumas… Se me saltaron las lágrimas de la felicidad… pero no podía aceptar un regalo tan valioso… Mi profesora me dijo que ese kimono no es de seda, se puede lavar en la lavadora, por eso no es caro. Ella quiere que yo lo tenga. Finalmente, lo acepté.

Por eso ahora tengo un kimono, mi primer kimono, de mi color favorito (*^__^*)

こんな記事も読まれています