第83回 Las peluquerías

Hace poco fui a la peluquería para cortarme el pelo. Desde hace algunos años siempre voy a la misma peluquería. Es una peluquería pequeña, en Yokohama. La peluquera habla inglés, por eso es fácil comunicarme con ella. Puedo explicarle con detalle cómo quiero cortar o teñir mi pelo. Ella siempre me aconseja muy bien.

Las peluquerías en Japón son maravillosas. Casi todas tienen unos asientos muy cómodos en los que te tumban para lavarte el pelo. Es muy relajante. En España no he visto nunca ese tipo de asientos. Eran sillas normales y tenía que doblar el cuello hacia atrás. Por eso después me dolía el cuello.

Además, en Japón, en muchas peluquerías te hacen un masaje en la cabeza y en la espalda después de lavarte el pelo. ¡Es estupendo! Ese masaje es muy bueno porque activa la circulación de la sangre en los hombros y en la cabeza. Cuando yo vivía en España no te hacían masajes en la peluquería.

Pero algo muy divertido de las peluquerías de España es que muchas clientas se conocen porque visitan la misma peluquería frecuentemente. Así se hacen amigas. Y cuando están en la peluquería cuentan muchos chismes. A veces hablan de la gente famosa que sale en la televisión. Otras veces hablan de los políticos. Y algunas veces hablan de otras clientas… En españa decimos que ese tipo de mujeres chismosas son marujas. Es bastante divertido porque ellas crean un ambiente ruidoso y cómico en la peluquería. Pero a veces molestan mucho porque hablan mal de alguien o explican cosas muy personales. Ellas no tienen vergüenza, se sienten muy cómodas. Pero nadie quiere escuchar esas cosas.

Igual que en Japón, en las peluquerías de España hay muchas revistas de chismes. Se llaman revistas del corazón. Explican la vida de los famosos. No me gustan esas revistas porque no me interesa la vida de los famosos. Pero también hay revistas de moda. Esas revistas de moda me gustan mucho, pero nunca las compro. Solo las leo cuando voy a la peluquería.

Ir a la peluquería es muy divertido, ¿verdad?

関連記事

ページ上部へ戻る