第91回 Las corridas de toros

Las corridas de toros se practican en España, Portugal y otros países latinoamericanos, como por ejemplo México. Hace unos días un torero español murió mientras toreaba a un toro. Hacía bastante tiempo que no ocurría este tipo de accidente en España. Cada vez hay menos toreros y menos plazas de toros en España. Aunque a muchas personas les gusta asistir a las corridas de toros, muchos estamos en contra de ellas. Voy a explicaros por qué.

Cuando los romanos invadieron España nos trajeron muchas cosas de su cultura. Una de ellas fue los espectáculos de lucha con animales como osos o toros. Con el paso de los años, la lucha con toros fue cambiando hasta convertirse en las famosas corridas de toros. Por eso, muchas personas dicen que las corridas de toros son parte de la cultura española y les gusta mucho asistir a ellas.

Las personas que estamos en contra de las corridas de toros es porque no queremos que se torture a los animales. ¿Sabéis qué le hacen al toro durante una corrida? Le clavan banderillas. Las banderillas son palos de metal con un arpón en la punta y decoraciones de papel de colores. Se las clavan al toro en la nuca. Esto, además de ser muy doloroso, hace sangrar al toro y le hace perder fuerza. En algunas ocasiones también viene un picador de toros. El picador es una persona montada a caballo que lleva una lanza y se la clava al toro, también en la nuca, para hacerle perder fuerza. ¿Imagináis todo el dolor que recibe el toro durante la corrida?

Después de la tortura, el torero mata al toro con una espada. A veces no acierta a la primera y tiene que clavarle la espada muchas veces. Cuando el toro se cae, ya muy débil, y empieza a morir desangrado, el torero le corta una oreja. Muchas veces todavía está vivo cuando se la cortan. La carne de toro no se come en España porque es muy dura y no sabe bien. Solo se suele comer el rabo y, a veces, sus testículos. Ese toro ha sido torturado y matado solo por diversión.

Torturar y matar a un animal para entretener a las personas es tremendamente cruel y horrendo. Por eso en Cataluña, Canarias, otras partes de España y otros países se han prohibido las corridas de toros.

関連記事

ページ上部へ戻る