第108回 Excursión a la granja

Aprovechando el buen tiempo, el pasado fin de semana fui a visitar una granja en Chiba, al lado del monte Kanozan. Esa granja es bastante grande y lleva funcionando más de 50 años. Estaba llena de familias y parejas disfrutando de un día en plena naturaleza.

Es la primera vez que visito una granja en Japón. Me ha parecido bastante similar a las que visité en España, pero con diferentes tipos de animales. También había varios restaurantes y un mini parque de atracciones. Las granjas que visité en España no tenían esas cosas.

Sabía que en esa granja hay alpacas, así que me hacía mucha ilusión verlas. Es la primera vez que veo una alpaca. ¡¡¡Eras muy bonitas!!! Las habían esquilado pero dejándoles mucho pelo en la cabeza. Se veían muy graciosas. Las alpacas son autóctonas de latinoamérica. Yo tengo un suéter de lana de alpaca que una amiga me regaló como recuerdo de su viaje a Perú.

También di de comer a las ovejas. En esa granja hay muchísimos tipos de ovejas y nos hablaron sobre su lana. Me hice amiga de una oveja merina, cuya lana es de tipo merino. Le daba la comida poniéndola en la palma de mi mano. Ella la tomaba sin morderme, pero me chupaba la mano. Sus labios y su lengua estaban muy calientes, era una sensación extraña. También me sorprendió que sus cuernos estuvieran calientes. Cuando la acaricié pude comprobar que tenía más de 15 cm de lana hasta llegar a su piel. El tacto de la lana era suave pero grumoso, como un peluche al que hemos lavado muchas veces en la lavadora. Los granjeros nos dijeron que las ovejas merinas son autóctonas de España. ¡Yo no lo sabía!

Cuando visité la zona de las vacas nos enseñaron a ordeñarlas. Tenía mucho miedo de hacerle daño, pero la vaca estaba muy tranquila y pude obtener mucha leche. Después tomé un delicioso helado que elaboran con la leche de esas vacas.

Fue una excursión estupenda, ideal en esta época del año, que me dejó un bonito recuerdo y me enseñó mucho sobre la lana.

関連記事

ページ上部へ戻る