第117回 Churros con chocolate

Los churros con chocolate son muy típicos en España. Cuando vivía en España normalmente los tomaba para desayunar o merendar. ¿Los habéis comido alguna vez? Es una combinación deliciosa, pero un poco pesada, así que es mejor no comer demasiados…

Cuando yo era pequeña era muy popular desayunar churros con chocolate los domingos por la mañana. Había muchas churrerías ambulantes. Eran una especie de autocaravanas en las que el churrero preparaba los churros y los vendía recién hechos. Muchos padres se levantaban un poco temprano para ir a comprar el periódico y los churros, mientras las madres preparaban el chocolate a la taza en casa.

El chocolate a la taza es muy espeso. Es cremoso, como el yogur tras removerlo con una cuchara. No se puede beber porque no es líquido, hay que tomarlo con una cuchara. Si lo tomamos con churros, los churros se impregnan en el chocolate y así saben todavía más ricos.

En España hay varios tipos de churros. Los que más me gustan son los churros de patata. Prepararlos en casa no es complicado, pero mi familia siempre los compraba hechos. Creo que antes casi todas las familias los compraba en las churrerías. Los ingredientes básicos de los churros son harina, agua y sal. Los churros de patata también llevan puré de patatas deshidratado mezclado con la masa.

Hay que freír los churros en aceite muy caliente. Hay que usar mucha cantidad de aceite, igual que para preparar tempura. Eso añade muchas calorías a este alimento y lo hace muy pesado. Es mejor no comer demasiados churros para evitar digestiones pesadas. Pero también dan mucha energía, así que muchos jóvenes los toman por la mañana, después de haber pasado toda la noche bailando en la discoteca con sus amigos. También los encontramos en muchas estaciones de esquí. Nada mejor que unos churros con chocolate para reponer fuerzas y entrar en calor.

Dicen que los churros con chocolate en Tokyo Disneyland son muy ricos… ¿Los habéis probado?

関連記事

ページ上部へ戻る