Column

第46回 Los bichos

第46回 Los bichos

En España, por lo general, las mujeres tienen miedo o asco de los insectos. También algunos hombres, claro. Es muy común que las mujeres griten al encontrar un bicho en casa. Si es una cucaracha, todo el mundo va a gritar, claro. Pero si es una araña u otro bicho, los hombres suelen decir a las mujeres que somos exageradas. Se ríen de nosotras. ¿También es así en Japón?

0

第45回 Los domingos en la playa

Las personas que no viven lejos de la costa, en España, tienen la costumbre de ir a la playa con frecuencia. Especialmente en verano. Cuando yo era pequeña, casi todas las familias hacían lo mismo. Creo que mi generación comparte un recuerdo grabado muy fuertemente en la memoria: los domingos en la playa.

No nos levantábamos muy temprano. Mi madre preparaba los bocadillos, de queso, de chorizo o de atún, mientras mi padre iba a comprar churros para el desayuno. También compraba el periódico, para leerlo luego en la playa.

第44回 Cuaderno de campo

n cuaderno de campo es una libreta que se utiliza para tomar notas y dibujar mientras investigamos algo en el exterior, normalmente en la naturaleza. Muchos profesionales como biólogos, geólogos, arqueólogos… suelen usar estos cuadernos. Muchas escuelas también piden a los estudiantes que completen un cuaderno de campo cuando van de excursión.

第43回 Recibir una postal

Vivimos rodeados de tecnología y comunicación digital. Es muy fácil y rápido comunicarnos por e-mail. Con los teléfonos móviles inteligentes podemos realizar videoconferencias gratuítas, incluso entre diferentes países. Todas esas cosas ayudan a mantenernos conectados. Por eso el mundo parece un poco más pequeño.

第42回 Planear las vacaciones

En Japón, muchos trabajadores tienen algunos días de descanso en verano. Muchos aprovechan para viajar, otros para descansar. Si planeamos las vacaciones, aunque sean muy pocos días, sentiremos que las hemos aprovechado bien. Así nos sentiremos mejor, con la mente despejada y las fuerzas renovadas.

第41回 Paseando por Enoshima

Enoshima es un lugar excelente para ir de excursión. Muchos turistas visitan Kamakura y Enoshima el mismo día, pero yo creo que es mejor visitarlos por separado.

Enoshima guarda muchos secretos emocionantes. Tiene muchos rincones maravillosos y además es un gran punto de energía (power spot).

第40回 ¡Feliz Tanabata!

Cuenta la leyenda que Orihime era una princesa que trabajaba tejiendo las telas para la ropa de los dioses. Ella siempre trabajaba con diligencia y tejía unas telas muy hermosas. Su padre, llamadoTentei, era el dios del firmamento. él estaba muy orgulloso del trabajo de su hija.

Un día, Tentei pensó que Orihime debía casarse con un hombre bueno. Por eso le presentó a Hikoboshi. Hikoboshi era muy responsable y trabajaba como pastor, cuidando de las vacas. Cuando Orihime y Hikoboshi se vieron por primera vez se enamoraron instantáneamente.

第39回 Amigos en internet

Internet y las nuevas tecnologías han cambiado la manera de hacer nuevos amigos. Todavía hacemos amigos en la escuela, en el trabajo, en el gimnasio… pero también hacemos amigos en internet.

Yo tengo un blog desde hace muchos años. Hablo sobre la vida en Japón. A muchas personas les interesa, por eso me escriben para preguntarme cosas de Japón. Durante todos estos años he conseguido muchos amigos por mi blog. Casi todos hablan español. Cuando ellos han visitado Tokio nos hemos conocido en persona. Muchos de ellos son ahora mis mejores amigos.

第38回 La temporada de lluvias

En Japón, en los comienzos del verano, hay una temporada de lluvias. En esas semanas llueve mucho, casi cada día. También hay mucha humedad. Este año, en la zona de Kanto, no tenemos tantas lluvias como otros años.

A mí no me gusta mucho la lluvia. Si puedo estar en casa no hay ningún problema. Me encanta leer un libro junto a la ventana, disfrutando del sonido de la lluvia. Pero si tengo que salir, la lluvia me molesta mucho. Yo vivo lejos de la estación de tren, por eso, si camino bajo la lluvia, aunque llevo paraguas, llego a la estación empapada.

第37回 Boda civil

En Japón algunas personas se casan en templos o santuarios, pero todas las bodas se registran en los ayuntamientos o municipalidades. Para registrar el matrimonio en esos lugares se presentan unos documentos firmados. La persona de la ventanilla comprueba que todo está correcto, le pone un sello y te felicita. Eso es todo. En cambio, las bodas religiosas tienen una ceremonia muy hermosa y los novios llevan kimono.